Alfredo Thorne: “O nos ponemos las pilas o nos vamos a quedar atrás”

El ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, se propuso como meta aumentar el crecimiento económico y el bienestar de los peruanos a través de tres principales estrategias: el anclaje fiscal, la reforma tributaria y la formalización. Su exposición en la CADE 2016 fue una de las que congregó mayor cantidad de asistentes, pese a ser temprano por la mañana.

CRECIMIENTO ECONÓMICO Y BIENESTAR

“La complacencia es nuestro peor enemigo”, señaló el ministro antes de reflexionar sobre si el Perú es realmente uno de los líderes económicos de la región. Aunque el país es el número 17 del mundo en cuanto a manejo macroeconómico, señaló Thorne, es el número 43 en formalidad laboral e infraestructura.

Añadió que para impulsar el crecimiento económico, es esencial revertir la situación de la inversión privada, que al tercer trimestre de este año se contrajo en 6.2%, mientras que la inversión minera lo hizo en 44.3%.

“O nos ponemos las pilas y volvemos a las reformas estructurales o nos vamos a quedar atrás”, dijo. Para ello, señaló que es clave dejar atrás la dependencia en las materias primas, la baja productividad y alta informalidad y la ineficiente provisión de seguridad social.

CÓMO LOGRARLO

El primer plan de acción del MEF es el anclaje fiscal, un compromiso del Estado con el sector privado en el que adelanta a cuánto ascenderá el gasto público “para que ustedes [empresarios] puedan definir sus expectativas”, comentó.

Es una nueva trayectoria para invertir, traducida en cierre de brechas de infraestructura. Ello incluye el planeamiento de proyectos a largo plazo, una reforma de ProInversión, destrabar proyectos (pasar de una inversión anual de US$5,000 millones a US$7,000 millones) y reformar el sistema de asociaciones público privadas y de obras por impuestos.

Thorne también detalló la reforma tributaria que sigue la Sunat, centrada en ampliar la base tributaria y la simplificación de trámites y el pago de impuestos.

En tercer lugar, explicó la importancia de la formalización laboral. La meta es alcanzar el 60% de trabajadores formales, de un tercio de la PEA actual. “La fuerza laboral no es cara; lo que es caro es el Estado”, dijo. Señaló que actualmente la probabilidad de que un informal pase a la formalidad es de tan solo el 8%, mientras que en el caso contrario es del 15%. Thorne dijo que es necesario trabajar los impuestos, la tramitología y mejorar los beneficios de los beneficios de los trabajadores.

COMPROMISOS

Thorne se comprometió a que, al 2021, la economía crezca al 5%; que la economía privada supere el 20% del PBI; que la inversión en infraestructura alcance el 6.2% del PBI; y que el incumplimiento del pago del IGV se reduzca del actual 30% al 20%.

“Estos son mis compromisos y sobre ellos quiero que me juzguen en el futuro”, concluyó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s