Estos son los elementos claves para evaluar una firma de asset management

Detrás de una eficiente gestión de activos hay mucho más que ‘comprar barato y vender caro’. Un buen asset manager es coherente con la estrategia de inversión que defiende y entiende cuáles son los objetivos del cliente y los riesgos que está dispuesto a tomar. ¿Qué aspectos deben evaluarse antes de entregar un mandato de inversión?

Una buena gestión de inversiones requiere disciplina y orden: seguir una secuencia lógica. En primer lugar, el gestor debe conocer cuál es el mandato de inversión que se está tomando por encargo. Un mandato refleja regulación, apetito por riesgo y objetivos, y depende del perfil del cliente o del diseño de la política de inversión del asset manager. Luego, debe quedar claro qué riesgos pueden asumirse y qué vehículos se utilizarán para alcanzar los objetivos.

Un aspecto clave antes de encargarle la gestión de los propios fondos a un asset manager es la evaluación de su trabajo y visión. Sin embargo, esta tarea se pasa muchas veces por alto y, cuando se realiza, la aproximación más común es la cuantitativa. Es decir, se evalúa la data histórica de cada gestor para entender qué tanto alpha (retorno por encima del benchmark) ha producido en el tiempo, cuán estables son sus rendimientos y cuál es la relación entre los retornos generados y los riesgos asumidos.

Sin embargo, el análisis de los resultados históricos resulta muchas veces insuficiente. Wilshire Advisors –una consultora de inversiones con sede en Santa Mónica, California– evaluó el desempeño de diversos gestores globales del 2006 al 2015. De los que estuvieron en el cuartil superior durante el período 2006-2010, apenas el 35% se mantuvo en dicho cuartil en el quinquenio sucesivo (2011-2015). Otros estudios arrojan similares resultados: la performance es rara vez persistente. En promedio, un gestor con un buen desempeño pasado no aumenta sus probabilidades de repetirse en el futuro.

Roberto Melzi, CIO de SURA Investment Management, señala que la clave está en entender la filosofía de inversión del manager y el trabajo de su equipo. “¿Qué haces en el día a día para honrar esa filosofía? ¿Qué haces cuando tu filosofía está en estrés y enfrentas una situación en la que pierdes dinero o te encuentras debajo del benchmark? Cumples con el mandato que fijaste desde un principio”, asegura el ejecutivo. La evidencia demuestra que los gestores más eficientes en el largo plazo son aquellos que siempre han hecho lo que dijeron que iban a hacer. En momentos de estrés, son los primeros en defender la tesis por la que sus clientes confiaron en ellos en primer lugar.

“Sin la filosofía correcta, que se sostiene en la disciplina y el coraje para llevarla a cabo, la gestión de fondos no tiene sentido”, resalta en un reciente artículo Schroders, una empresa británica de asset management con más de £343,800 millones en activos administrados. Una firma de gestión de fondos debe además preocuparse de planificar una sólida sucesión de ejecutivos si desea permanecer en la industria por 200 años o más y generar rendimientos a largo plazo, subraya Schroders, fundada nada menos que en 1804.

En la misma línea, la multinacional financiera Barclays recomienda evaluar cómo se toman las decisiones de inversión en una empresa gestora antes de otorgarle un mandato. ¿Las decisiones sobre el fondo las toma un equipo calificado de profesionales, regidos por una filosofía de inversión que trasciende a los encargados de turno? ¿O las toma un solo manager ‘estrella’, apoyado por analistas sin voz ni voto en el proceso decisional? El segundo caso implica el denominado ‘riesgo de manager’, es decir, el riego de que el responsable de la buena performance de un fondo no pueda continuar, ya sea porque renuncia al cargo, se retira, etc. Un claro ejemplo de esto último ocurrió en 2013, cuando Neil Woodford, el manager estrella de Invesco Perpetual, se retiró para formar su propia firma. En los tres meses posteriores al anuncio, los inversionistas retiraron un total de £2,500 millones de los fondos de Invesco.

Una clara filosofía de inversión, un equipo calificado que asuma la toma de decisiones, y una consistencia de largo plazo para seguir las estrategias establecidas son algunos de los elementos claves que deben considerarse cuando se evalúa una firma de asset management. La performance histórica puede dar alguna pista, pero por sí sola resulta insuficiente para predecir el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s